“Matriz” por Mariana Tocornal

La instalación de la artista Mariana Tocornal  rescata y reinterpreta fragmentos de centenarias figuras religiosas en la capilla de Montecarmelo

Cientos de hilos sostienen la obra de 300 kilos al centro de la capilla vacía ubicada en Bellavista. La escultura está compuesta por restos de moldes que en el siglo XlX construían en yeso vírgenes y santos destinados a adornar las iglesias de Chile.

Desde el techo de la capilla de Montecarmelo, descienden cientos de fragmentos de antiguas matrices de yeso, traídas desde Francia a fines del siglo XlX por Heriberto Rocuant para confeccionar figuras religiosas. Aquellos olvidados restos son la inspiración y el material de la artista visual Mariana Tocornal, quien las transforma en una gran obra de arte.

Y es una obra que dialoga en dos modos: por un lado, la instalación colgante de yeso desgastado, negativos de las figuras religiosas, y por otro, los positivos en porcelana instalados al fondo de la capilla que hizo Tocornal a partir de estos antiguos moldes. El contraste de las piezas erosionadas y oscuras con la blanca y lisa porcelana, reconfiguran pedazos inconexos de los que alguna vez constituyeron esculturas religiosas.

Una vez más, la artista reflexiona en torno a la figura y sus reproducciones, tal como lo hizo en su reciente exposición “Otras Historias” exhibida en el Museo de Artes Visuales (MAVI). “Cada reproducción de un molde implica una pérdida. Como al traducir a otro idioma, siempre habrá un cambio, una pequeña traición. Aunque sea un trabajo fidedigno, siempre existe un error” explica Tocornal, quien, de forma artesanal, reprodujo 200 piezas, copias de cada uno de los moldes instalados en medio de la capilla.

Así, se pueden distinguir partes de rostros, dedos, alas, que fueron parte de los moldes de yeso parisinos traídos por Rocuant de la escuela de Saint Sulpice. Sin intentar reconstruir aquellos cuerpos de forma inteligible, Tocornal les da otro significado, en un gesto artístico que acoge también la memoria de las piezas y de la capilla.

“En su etimología, matriz se refiere al útero, es decir, al punto de origen de cualquier materia. Desde un punto de vista técnico, la palabra califica también un recipiente cuya cavidad contiene y da forma. En su exposición, Tocornal examina aquellos aspectos procesuales y materiales propios de la matriz y entrega a los moldes originales una nueva resonancia” dice la curadora de la obra, Sophie Halart.

La obra se podrá visitar en el Centro Cultural Montecarmelo desde el 25 de mayo, de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas y los días sábados de 10:00 a 17:30 horas.

Fuente: Radio U Chile

Capilla de Montecarmelo (Bellavista 0594)
.