Liudmila Konovalova, bailarina que practica ballet dentro de su cuarentena

  • Categoría de la entrada:Blog / Danza

Muchos bailarines no pueden asistir a sus clases diarias por estar en cuarentena, para ellos es fundamental bailar todos los días, cada clase que pierden, sus cuerpos dejan de avanzar, día a día tienen que conectar con éste, ya que la memoria corporal se trabaja con practica, el ballet es conectar uno desde lo más profundo y con éste aislamiento se hace difícil, y quizás cuanto tiempo estén sin sus clases.
Yo bailo por hobby, amo la danza y el ballet, justo un día antes de entrar a clases pusieron la cuarentena, así que como no se podrá retomar en harto tiempo empezaremos clases online, así que estoy feliz por eso, ya que yo se que necesito mucho de éste para desconectar y conectar conmigo y mi cuerpo, sobre todo en estos tiempos de encierro en los cuales muchos estamos preocupados y angustiados por lo que está pasando en el mundo. Aquí pueden ver como la primera bailarina de Austria entrena en su  departamento en cuarentena.

La primera bailarina Liudmila Konovalova estira en el suelo de parqué de su pequeño apartamento, convertido ahora en su principal lugar de ensayo después de que el coronavirus forzase el cierre de la Ópera Estatal de Viena.

Unos segundos más tarde las puntas de sus pies apuntan hacia el suelo, apoyada en una estantería de libro al realizar un elegante conjunto de ejercicios de barra mientras la música del ballet ruso del siglo XIX La Bayadere suena en el estéreo.

Intérpretes de élite de todo el mundo tienen que improvisar para mantenerse en condiciones óptimas durante las órdenes de aislamiento del gobierno que obligan a poblaciones enteras a quedarse en casa.

“Puedes mantenerte en forma en cualquier lugar: en la sala de estar, en el pasillo, en la cocina. No necesitas gran cosa, sólo dos metros de espacio y algo de lo que agarrarse”, dijo la bailarina nacida en Moscú en un vídeo filmado con un teléfono móvil en su piso de Viena.

“Lo más importante es tener muchas ganas y voluntad. A fin de cuentas, lo hacemos por estar listos para volver al escenario”.

La Ópera Estatal de Viena – donde Konovalova ha bailado durante una década con el Ballet Estatal de Viena – ha cerrado sus puertas hasta nuevo aviso y comenzado a transmitir por internet grabaciones de actuaciones pasadas.

 

 

fuente: eluniverso