Sayu, la terapia japonesa que cuida la salud tomando agua tibia en ayunas

  • Categoría de la entrada:Bienestar / Blog

El agua es fuente de vitalidad,  el agua es símbolo de vida, sin agua no podemos vivir ni plantas, ni animales ni seres humanos y siempre nos veremos y sentiremos mejor con una buena hidratación.

Uno de los principales componentes de nuestro cuerpo es el agua, ésta representa entre 50 % y 70 % del peso corporal, de acuerdo con  Clínica Mayo. El agua también tiene múltiples beneficios para nuestra salud, y hace posible muchas funciones,  como:

  • Elimina los desechos a través de la orina, la transpiración y las deposiciones.
  • Mantiene la temperatura en niveles normales.
  • Lubrica y amortigua las articulaciones.
  • Protege los tejidos sensibles.

El consumo diario de agua varía en  hombre y  mujeres, siendo un poco más para los hombres. También puede variar según las actividades que se realizan en el día a día o si estás embarazada. 

¿Sabes que el agua, además de calmar la sed, tiene propiedades terapéuticas? El agua es un gran medicamento para el equilibrio de nuestra salud. Hace 2.500 años Tales de Mileto la definió como “el oro azul”, “el principio de todo lo que existe”.

Para los  japoneses el culto al agua es algo muy importante como parte de su cultura ancestral. Los japoneses utilizan el agua para muchos hábitos en sus día a día. Primero usan el baño de ducha o  tina, como una forma de limpiar cuerpo y espíritu de todo lo negativo, también para relajarse y para mantenerse bellos y sanos. El baño es un símbolo que les recuerda que el cuerpo debe ser cuidado y que deben estar en paz consigo mismos, sobre todo al terminar el día. 

Los japoneses también reflejan el valor que sienten por el agua cuando la beben, no sólo por el disfrute que se experimenta al beberla, sino por la manera como limpia y elimina cualquier enfermedad del organismo, incluso los malos pensamientos y las perturbaciones mentales.

La tradición que más se fomenta en las familias es el beber agua en ayunas con fines terapéuticos y medicinales. La “Terapia del agua” llama Sayu sirve para tratar síntomas de distintas enfermedades. El secreto recae en la desintoxicación que el cuerpo hace mediante la eliminación de toxinas. Ésta consiste en beber 3 a 4 vasos de agua tibia en ayunas.  La clave es que el agua debe estar mínimo en la misma temperatura del cuerpo, porque cuando el agua está muy fría solidifica, entre otras cosas, las grasas incorporadas con los alimentos y de este modo los jugos gástricos no pueden disolverlas.

¿Cómo funciona?

-Inmediatamente luego de despertarte toma exactamente 640 ml de agua. Es importante que el líquido esté a temperatura ambiente o tibia, sin flúor u otros químicos. (Si no sueles tomar mucho líquido, comienza el tratamiento con menos agua y comienza a aumentarlos según tu ritmo).

-No ingerir nada tras el agua por 45 minutos.

-Tomar desayuno (sin restricciones), y no comer nada durante las siguientes dos horas. Lo mismo con el almuerzo y la cena.

-Regla base: consumir al menos 35 ml por kilo de tu peso en un día. Es decir, si pesas 60 kilos corresponde consumir un poco más de 2 litros; si pesas 80 kg necesitarías tomar casi tres litros diarios para seguir bien esta terapia.

La Asociación Médica de Japón dice que el tratamiento es 100% efectivo para controlar dolores de cabeza y cuerpo, sistema cardíaco, artritis, latido rápido del corazón, epilepsia, exceso de gordura, bronquitis, asma, tuberculosis, meningitis, enfermedades de los riñones y urinarias, vómito, gastritis, diarrea, hemorroides, diabetes, estreñimiento, todas las enfermedades de los ojos, útero, cáncer y trastornos menstruales, enfermedades de oído nariz y garganta.

Si te motivas a probar está técnica, debes tener en cuenta que irás muchas veces al baño ya que el cuerpo se estará limpiando al botar las tóxicas y combatiendo los organismos dañinos del cuerpo. Quienes no estén acostumbrados a tomar agua en grandes cantidades, pueden sentir un malestar general durante las primeras semanas. Se manifestará en mareos, diarrea, ansias y fatiga. Pero no hay que preocuparse porque es efecto de la eliminación de toxinas. Eso sí, no consumas medicamentos para evitar estos síntomas porque bloquearás el proceso de limpieza del cuerpo.

Fuentes: El espectador, Soy Chile, Semana
Fotos: Pexels