Será posible vivir sin redes sociales en el mundo de hoy

“Las redes sociales invaden nuestro día a día ya sea para trabajar, para seguir redes de nuestro interés, o también para  mirar la vida de otras personas. Esto puede transformarse en un tipo de herramienta para llenar vacíos y no estar nunca sin hacer nada, el tiempo de ocio ya casi no existe, cuando tenemos que esperar ahí esta el celular, cuando dejamos de hablar con alguien ahí están las redes, nos desconectamos de un segundo a otro para mirar la pantalla, lo que es muy insano y hay que darse cuenta de esto pronto, porque se está transformando en una droga muy adictiva. Muchas veces puede ser una perdida de tiempo porque lo utilizamos de forma descontrolada e innecesaria, hay que saber ponerle un limite, y ver cuando realmente está siendo útil, porque no nos damos cuenta de la cantidad de cosas que podríamos hacer si dejamos un poco de estar en las redes. Cuando se usa como una herramienta de trabajo es más difícil dejarlas porque se transforma en una obligación, dependemos de ellas para que nuestros negocios surjan, la verdad no es muy agradable, pero así es el mundo hoy y no queda más que seguirlo si no nos quedamos atrás.
Las redes sociales son un arma de doble filo porque son muy útiles para muchas cosas, para contactarnos con gente de todo el mundo, mirar a nuestros familiares que están lejos, hacer negocios etc… pero hay que saber como utilizarlas y tener un control sobre ellas, sobre todo educar esto en las nuevas generaciones que nacieron con ellas.
Encontramos muy interesante éste artículo así que los invito a leerlo.”

El año pasado Instagram y Facebook incorporaron una serie de herramientas para que los usuarios administren el tiempo que les dedican. “Es nuestra responsabilidad hablar abiertamente sobre cómo esto afecta a las personas”, dijo la directora de asuntos públicos de Facebook en España y Portugal, Natalia Basterrechea. El problema es que muchos usuarios han declarado que en vez de pasar menos horas conectados, esto solo les ha servido para ser más eficientes y ver más contenidos. Además, hace unos meses se filtró que Instagram está probando la opción de ocultar los likes con el objetivo de reducir la sensación de competencia. Con esto se busca que los seguidores se concentren en lo que se comparte, no en el número de ‘me gusta’.  Si las mismas redes sociales comenzaron a cuestionar su uso ¿deberíamos nosotras hacer lo mismo?

¿Adicción?

La dependencia a las redes sociales todavía no está tipificada como una adicción (no así el uso problemático de los videojuegos, que ya está diagnosticado como trastorno por la OMS). Frente a esta interrogante, el psicólogo de la facultad de la Universidad Adolfo Ibáñez, Cristóbal Hernández explica que no existe un límite de tiempo recomendado para estar en redes sociales o utilizar internet, ya que lo que se considera problemático no es el tiempo de uso sino más bien las secuelas negativas asociadas. “Es claro que las consecuencias van a aumentar cuando el tiempo que se pasa es mayor”.

Minimalismo digital

Dejar de deslizar el teléfono por costumbre o consumir atracones de información irrelevante en favor de actividades de ocio como juegos de mesa, deporte, clubes de lectura o aprender a arreglar o construir algo cada semana.

*Definición del profesor de Informática de Georgetown, Cal Newport

“Una anécdota que nos marco mucho, fuimos a visitar la Muestra de Leonardo Da Vinci en el Museo Artequín y varios niños pintaron a la Mona Lisa a su manera. Y una niña la dibujo sacando una foto con un celular, ahí está el impacto de los celulares en nuestras vidas”

Lee todo el artículo en  Revista Paula
Por Alejandra Villalobos y Patricia Morales