“Las Diosas del agua” fotografías de la artista mexicana Claudia Terroso

  • Categoría de la entrada:Arte / Blog / Mujer

La obra de la artista Claudia Terroso  dialoga con el mundo de las diosas, los ancestros y los espíritus, seres de poder que al habitar la imaginación moldean las obras de la artista Las danzas y los rituales experimentados a través de la  fotografía. En ella vemos cómo la metamorfosis es uno de los temas centrales en la religiosidad de los pueblos originarios, donde curanderas, diosas, nagualas, ancestros y otros espíritus pueden transformar su apariencia y convertirse en algo diferente, pero sobre todo permitirte observar una materialidad distinta de las cosas. Cambiar el rostro, la mirada o el punto de vista es la acción de la metamorfosis,  se toman esos otros cuerpos cuerpos para convertirse en espíritus invocan la fertilidad, en este caso las diosas de agua.

La propuesta de Terroso, está habitada por las Diosas del agua que recuerdan a la sirena de los totonakus de la huasteca, la dueña de las aguas que corren bajo la tierra. La sirena es también la personificación del dios huracán, a veces masculino a veces femenino, pero siempre caprichoso, que trae las aguas para la milpa y los animales del monte en forma de lluvia, pero también desata huracanes o se roba el alma de quien descuidado pasea cerca de un manantial: ambos dioses, la sirena y el huracán, personifican esos seres poderosos del agua con los que hay que negociar.

En la narrativa de la fotografía de Terroso las mujeres en el agua son también el cuerpo de la sirena, pues la personifican en su cualidad femenina y por lo tanto acuática. Desde la concepción de los pueblos de la huasteca el agua es el cuerpo mismo de la sirena. Al representar a las diosas del agua dentro del río, nos orilla a una percepción fractal de un cuerpo en su mismo cuerpo, una puesta en abismo de la imaginación que hace poderosa la imagen.

Al oficiar una ceremonia, ofrecer sus cuerpos floreados al agua, la brujas también están pactando la repetición milenaria de los ciclos de la vida, del nacimiento y de la muerte que emerge del cuerpo femenino creador. Al llamarles así, brujas, además del poder de la creación de la vida, se las construye como seres de conocimiento, viejas sabias que conocen el comportamiento del clima y la personalidad de los espíritus, que saben cómo dialogar con ellos por medio de la gestualidad corporal, que saben como susurrarle a los dioses, por lo tanto Terroso edifica a las brujas como mujeres de poder.

Las brujas habitan aquí

Las brujas habitan en este lugar, no se sabe cuantas viven ahí, solo se cuenta que no pueden tocar las orillas. En las orillas habitan seres malignos que no pueden sumergirse. Las brujas conceden deseos a través del cristal monumental que se alza por toda la orilla.

Fuente: MUMA