Paseando en las Palmas de Ocoa un bello lugar en el Parque Nacional la Campana

Paseando en familia por Las Palmas de Ocoa, el parque que concentra la mayor población de palmas chilenas en el país.

Hace muchos años fuimos con mi mamá y mi hermana de paseo a las Palmas de Ocoa en el Parque Nacional la Campana, en la región de Valparaíso. No me acuerdo el año, pero por como estaba mi pelo creo que fue tipo 2013 algo así. Antes también había ido con mi grupo de amigas, ahí sí que no me acuerdo el año. De lo que si me acuerdo siempre es lo lindo que es el lugar, y que está al lado de Santiago, entonces dan ganas de ir una y otra vez. Éste domingo volvimos a ir con mis Mikes,  así que me motivé a publicar sobre el lugar, con algunos datos y buscar las fotos de ese antiguo paseo. 

 Cuando fui con mis amigas me acuerdo que fuimos por el día, no se si hicimos una caminata muy larga, llegamos al lugar de la cascada donde no había agua pero si un lindo paisaje, paseamos por entre las de palmeras y recogimos coquitos. Con mi mamá y mi hermana fue más aventura, fuimos a acampar y decidimos hacer la caminata a la mina de cuarzo mientras íbamos paseando, no íbamos pensando en llegar ahí, en el camino nos entusiasmamos, no llevábamos nada para la energía, ni agua, por suerte había en el camino unas piletas con agua (agua que ahora dice que no es potable, así que ojo lleve su agua) así y todo seguimos avanzando porque queríamos llegar a la mina, fue larga la caminata pero lo logramos, en medio de la naturaleza bajo la mina había un bus tipo la película In to the Wild que nos preguntábamos como habría llegado ahí. Finalmente como no calculamos las horas terminamos bajando un poco a oscuras iluminadas por el celular, pero el camino era grande y cero difícil así que no hubo problema, lo pasamos demasiado bien! Esa vez el clima nos tocó medio nublado y aparecía el sol de repente dando una luz muy bonita. Fue un paseo que las tres nunca olvidaremos.

Éste domingo fui con mis Mikes con un día maravilloso! aunque super caluroso, fue lo mejor ir en esta época porque después de tanta lluvia, estaba todo demasiado verde y florido. Llevaba a Mike chico en la mochila así que el calor humano se sumaba al que ya había en el ambiente. Subimos hasta que ya no dimos más del calor, porque no queríamos exponerlo a él también a tanto sol. Increíble que estamos aún en invierno y parecía pleno verano, ( no se si recomiendo hacer este paseo en verano debe ser muy caluroso). Fuimos de paseo con mucha calma así que el guardaparque nos recomendó un trekking tranquilo, aunque la subida del camino hacia el núcleo palmar estuvo intensa,  valió la pena porque se veía maravillosa la vista de todas las palmeras. Antes de eso pasamos por lugares más boscosos, húmedos, muy verdes, y lleno de flores, incluso cruzamos un pequeño riachuelo que no tenía mucha agua, en el que me dieron unas ganas locas de bañarme, pero no había mucho lugar. Después llegamos a una planicie con palmeras y algunos asientos para instalarse, así que ahí sacamos nuestro rico picnic, nos acostamos un rato en la tierra para pasar el calor y sentir la naturaleza sanadora y pusimos al peque en el suelo donde se quedó feliz descubriendo la tierra, las ramitas y las hojas, la verdad es que el gozó demasiado!!! 

Fue un día increíble, desconectados de la ciudad, y muy cerca de ella, así que muy fácil para escaparse sin tanta organización. Pudimos hacer un poco de ejercicio, disfrutar y mostrarle al pequeño Mike la naturaleza linda que tiene Chile , y ver  las palmas chilenas preciosas que forman un paisajismo natural soñado. Lo recomiendo, hay paseos para todos los niveles y de verdad se disfruta muchísimo, aquí  les dejo datos específicos de cómo llegar,  más abajo datos sobre  el lugar, las palmas chilenas y más… 

“La Tierra no pertenece al hombre, el hombre pertenece a la Tierra” 

Versos del poema “Palmas” de Gabriela Mistral


Es bella como ninguna
por altiva y por señora.
Todos los aires la buscan
por su resonar de velas
que silban o que murmuran
o rezongan, comadreras

La palma chilena ha sido protagonista en la historia natural de Chile y sin embargo es mucho lo que aún no sabemos de ella. ¿Sabías que puede vivir más de mil años o que no es un árbol, sino más bien un pasto gigante? Entérate de más detalles de esta palma endémica de nuestro país que hoy se encuentra en proceso de ser declarada como una especie en peligro de extinción. Lee más en  Ladera Sur

Algunas fotos de cuando fuimos con mi hermana y mi mamá