Paseando por las bellas Majadas de Pirque, un lugar con mucha historia y naturaleza

Hace mucho tiempo que sé que existe éste lugar soñado muy cerca de Santiago y nunca había podido ir, éste Domingo fue el día perfecto después de muchos días de trabajo en la feria, para renovar energías y desconectar un rato, partimos con mis Mikes de paseo a las Majadas de Pirque.

El día estaba soleado precioso y cero frió, así que pudimos estar mucho rato afuera con el polluelo, perdiéndonos en su jardines y contemplando el Palacio de cuentos desde diferentes ángulos. Su parque  está repleto de árboles con más de 100 años que te atrapan y entregan  una energía increíble para conectar con la naturaleza y desconectar de la ciudad. La arquitectura de su Palacio estilo Tudor, sus piletas, los caminitos, y las esculturas que aparecen por el jardín me hacen viajar en el tiempo, siempre imaginando como habrá sido la vida en éste lugar cuando era habitado por las familias que pasaron por ahí.

Me gusto mucho saber más sobre su historia, ver como recuperaron ésta joyita del pasado, que a ojos de muchos pudo haber terminado como tantas otras construcciones antiguas, demolidas y reemplazadas por algo moderno, pero no, aquí hicieron un trabajo de joyería para volver a darle vida a ésta construcción que estaba en ruinas. Hay un vídeo que muestra todo el proceso y el trabajo que se hizo, les recomiendo verlo.
Me encanta también el uso que le dan a todos los espacios logrados, donde se busca crear comunidad,  generando encuentros entre las personas, ya sea a través de momentos de conversación, eventos culturales u otros, todos en torno a un lugar repleto de historia, y que estará siempre potenciando la naturaleza, la cultura y la gastronomía del Valle del Maipo.  

Aprovechamos de  almorzar en el restaurante Sequoia donde comimos muy rico y muy bien atendidos,  su especialidad es la gastronomía local del Valle del Maipo, donde usan ingredientes locales y de temporada, el lugar  tiene un diseño minimalista y de aires nórdicos.  El restaurante está integrado en el edificio donde está el hotel, para los que tienen ganas de quedarse para amanecer en medio de éste parque milenario y aprovechar todas sus horas de luz que cada una tiene su encanto.

“El Palacio fue construido en 1907 por el arquitecto Alberto Cruz Montt, y rodeado por un parque diseñado por Guillermo Renner.

Wenceslao Casares, Pablo Bosch y Diego Valenzuela tomaron posesión en 2010 y tenían el sueño de iniciar un nuevo capítulo en la larga historia del inmueble y darle una nueva vida como Palacio de Congresos.
Los socios fundadores, junto a un grupo de profesionales, asociados y amigos, han apostado por hacer de este lugar un lugar de referencia para América Latina que albergue el pensamiento, la inspiración y la creación de puentes para el descubrimiento de futuros posibles”

“El bello parque está formado por más de mil árboles perennes y Peumos nativos, Araucarias, Cedros del Líbano, Sequoias, Cipreses y Tilos, Palmeras, Plátanos Orientales y Encinos entre otras especies distribuidos en 8 hectáreas y fue diseñado originalmente por el paisajista francés Guillermo Renner  en 1909”

Muchas gracias por ésta linda experiencia, ahora pasear y viajar en familia se sumó a mi vida como algo que me encanta, amo compartir con mis hombres todo lo que me gusta. Me quedará pendiente volver cuando esas buganvilias estén en su máximo explendor,  y bueno a alguno que otro evento, que me pueda interesar, estar siempre pendiente porque hacen muchos eventos y encuentros entretenidos para que estén atentos a sus redes sociales. Hace un tiempo me perdí el concierto de una amiga que tocó aquí, no pude ir, y me imagino lo lindo que debe ser escuchar música al aire libre en este lugar soñado, espero coincidir con otros conciertos. 

fotos: María Jesús Ossa

La capilla y sus rincones bellos

Aquí pueden ver el vídeo de como se restauró ésta joyita de Palacio